Búhos

Cárabo californiano
Búho moteado del norte.

Hay 200 especies de búhos en el mundo. Están dotados de un sentido del oído y de la vista excelentes. Habitan en todas las regiones del planeta a excepción de la Antártida, la mayor parte de Groenlandia y algunas islas aisladas. Sus huevos son blancos y de forma esférica. Ponen desde unos pocos huevos hasta una docena, dependiendo de la especie. La madre se toma su tiempo para ponerlos y lo hace en intervalos de 1 a 3 días, en lugar de todos en un día. A diferencia de otras aves, los búhos no elaboran sus propios nidos, sino que buscan zonas de anidación o algún nido abandonado en los árboles, madrigueras subterráneas, edificios, graneros y cuevas.

La mayoría de los búhos son activos por la noche y duermen durante el día, casi como los murciélagos. Algunos son activos durante las horas crepusculares del amanecer y del anochecer, por ejemplo, el mochuelo. Otros búhos lo son durante el día, como el mochuelo de madriguera y el búho campestre.

Los búhos pueden cazar sigilosamente y sorprender a su presa con gran destreza, ya que están cubiertos de plumas de colores apagados que dificultan su avistamiento. Los búhos tienden a copiar los colores de sus alrededores. Por ejemplo el búho nival, que es de un blanco puro, se confunde perfectamente con sus alrededores nevosos. El cárabo ocelado posee plumas de color marrón, canela y negro, lo que hace que sea casi imposible localizarlo entre los árboles del bosque. El búho más grande del mundo es el búho real. El búho más grande de todos los tiempos fue el búho gigante cubano, que medía cerca de 1,1 metros de alto.

Búho nival
Búho nival.

Poseen alas especiales que les permiten volar silenciosamente. Tienen un pico filoso y unas poderosas garras afiladas que utilizan para matar a su presa. Después, se la tragan entera a menos que sea demasiado grande. Sus picos son cortos, ganchudos y curvados hacia abajo. Debido a esta inclinación, el pico no entorpece su visión frontal. Se alimentan de insectos y pequeños roedores como ratones, ratas y conejos. Algunos comen solamente peces.

¡Los búhos no pueden mover los ojos, pero pueden girar su cabeza 270 grados! ¿No es asombroso? Dado que pueden mirar a su alrededor sin mover su cuerpo, hacen mucho menos ruido cuando acechan a su presa. Los ojos de los búhos están dispuestos de forma yuxtapuesta, no como en otras aves; por lo tanto, pueden utilizar ambos ojos para ver objetos distantes, pero son hipermétropes y no pueden ver objetos que se encuentren a escasos centímetros de sus ojos.

La disposición de los oídos en los cráneos de los búhos es asimétrica. Esto ayuda al búho a averiguar dónde está su presa. Pueden llegar a detectar el sonido más imperceptible de un ratón moviéndose sigilosamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *