Tortuga Laúd

La tortuga laúd es la más grande de todas las tortugas marinas y es el cuarto reptil vivo más grande después de ciertos cocodrilos y caimanes. La tortuga laúd tiene una longitud media de 1 a 2 metros (6-12 pies) y pesa de 250 a 700kg (550-1500 libras). Esta tortuga es más larga que un hombre del altura media. El espécimen más grande jamás encontrado superaba los 3 metros (18 pies) de pies a cabeza y pesaba 916 kilogramos (2019 libras). Fue encontrado en una playa en la costa oeste de Gales.

Datos sobre la tortuga Laúd

Esta tortuga gigantesca se llama Tortuga Laúd porque su caparazón es como una piel coriácea gruesa que se siente como el caucho. Esta piel coriácea la diferencia de otras tortugas de mar, que tienen caparazones óseos. Tiene siete quillas en la parte superior de su caparazón, que van desde el frente hacia la parte posterior de las tortugas. Estas crestas más su cuerpo en forma de lágrima ayudan a las tortugas a deslizarse suavemente a través del agua. La tortuga es gris oscura, casi negro, con muchos puntos blancos.

Tortuga de Leatherback que pone los huevos - la tortuga de mar del Leatherback es la tortuga más grande del mundo
Una Tortuga Laúd desovando – Esta tortuga es la tortuga marina más grande del mundo – Foto por Steve Garvie, Escocia.

Las tortugas Laúd son los animales marinos que bucean más profundamente que cualquier otro. Pueden zambullirse cerca de 1,28 kilómetros (0,8 millas) bajo la superficie. Encima de eso, pueden permanecer debajo del agua durante bastante tiempo. ¡Muestra que tienen pulmones fuertes! También, son los reptiles más veloces. Pueden nadar aproximadamente 35 km por hora (22 millas por hora) en el agua.

Hábitat de la tortuga laúd

La tortuga laúd es tan feliz en agua fría como en agua caliente. Se las puede encontrar tan al Norte como en Noruega y tan al Sur como en las costas de Chile y de Nueva Zelanda. Por lo tanto las tortugas laúd son las que recorren territorios más extensamente que cualquier otra especie de reptiles. Se las pueden encontrar en todos los océanos tropicales y subtropicales, incluso en los mares fríos helados del Ártico. Tienen un cuerpo ideal que les permite vivir en los océanos helados. Pueden mantener una temperatura corporal alta en aguas frías porque son grandes, tienen una gruesa capa de grasa debajo de la piel, consiguen mucho calor de sus músculos cuando nadan y pueden cortar el flujo de sangre de sus frías aletas. El resto de las tortugas marianas están confinadas a las regiones más templadas de los océanos del mundo. Se ha encontrado tortugas laúd adultas con temperaturas corporales de 18ºC (20F) por encima del agua circundante.

Las tortugas Laúd tienen un par de enormes aletas delanteras. Estas aletas son planas, por lo que le ayuda para nadar en el mar abierto. No posee garras ni escamas en estas aletas, las cuales son mucho más largas que las aletas de otras tortugas marinas. Las aletas traseras de tienen forma de paleta. Las aletas delanteras pueden crecer hasta los 2,7 metros (3 yardas) en las tortugas más grandes. Con su caparazón surcado y sus enormes aletas, la tortuga laúd puede viajar enormes distancias. Viajan un promedio de 6.000 km (3.700 millas) cada tramo, desde el lugar donde ponen sus huevos hasta sus áreas de alimentación.

Las Tortugas Laúd madre ponen cerca de 100 a 150 huevos en las playas tropicales. Ponen sus huevos varias veces durante los períodos de desove. Dos meses después, las crías, con rayas blancas a lo largo de sus quillas y aletas, cavan su camino a la superficie de la arena. Las crías miden cerca de 50-77 centímetros (20-30 pulgadas) de largo y sus aletas delanteras son tan largas como sus cuerpos, pesando cerca de 40-50 gramos (1.4-1.7 onzas). Las tortugas laúd madre vuelven a poner sus huevos en la misma playa donde ella nació.

¿Qué comen las Tortugas Laúd?

La dieta principal de las tortugas Laúd son las medusas. También comen pescados, calamares y otras criaturas marinas no óseas. Las Tortugas Laúd del Pacífico nadan a través del Océano Pacífico, desde Indonesia hasta California, para comer las medusas de esa zona. ¡Qué nadadoras maratónicas! Una de las causas de la disminución de estas tortugas son las bolsas de plástico flotando en el océano. Las tortugas confunden estas bolsas con medusas e intentan comérselas. Como resultado, un tercio de tortugas Laúd adultas ha comido una bolsa de plástico. Así que realmente deberíamos dejar de usarlas y comenzar a hacer un hábito el uso de bolsas reciclables que no sean de plástico. Incluso una pequeña cantidad de plástico puede matar a una tortuga laúd bloqueando su sistema digestivo.

La tortuga Laúd se encuentra en peligro de extinción

Además de las bolsas de plástico, también enfrenan muchas otras amenazas. En algunos países, a la gente le encanta comer huevos de tortugas laúd. Han desenterrado tantos huevos de estas tortugas en países asiáticos que el número de tortugas laúd ha caído en picada. Por ejemplo, la playa de Rantau Abang en Terengganu, Malasia, era una vez el lugar de desove más grande de todo el mundo. Tenía 10.000 nidos cada año. Sin embargo, en el 2008 se encontraron dos miserables nidos de tortugas en Rantau Abang – y, para colmo, los huevos eran estériles, sin la oportunidad de que nazcan tortugas del bebé. La principal causa de la disminución es la gran recolección de huevos para ser vendidos como comida en el mercado.

Una tortuga Laúd bebé - solo un 1% de estas hermosas criaturas sobreviven hasta la madurez -Foto por Alejandro Linares García.
Una Tortuga Laúd bebe -solo un 1% de estas hermosas criaturas crece hasta la madurez -Foto por Alejandro Linares García

No solo los seres humanos aman comer los huevos o las crías de tortugas Laúd -la cría de esta tortuga tiene muchos depredadores. A las aves marinas y a los mapaches también les gusta. Así pues, antes de que las crías puedan alcanzar el mar mucha de ellas serán comidas por estos depredadores. Los que logran entrar al mar serán comidos por los tiburones y los grandes peces. Solamente un 1% sobrevivirá hasta la madurez.

En Indonesia, se pueden encontrar tiendas que venden toda clase de recuerdos de tortuga, como bolsos de piel de tortuga, joyas hechas con el caparazón de tortugas y tortugas rellenas. En Europa, hay una demanda creciente de las tortugas marinas porque a la gente le está comenzando a gustar cada vez más la sopa de tortuga.

Las playas de anidación de las tortugas laúd se han utilizado para construir hoteles y restaurantes. Como resultado, muchas tortugas han perdido su hábitat natural. Las tortugas tienen miedo de poner sus huevos en la playa y los huevos son pisados por la gente mientras toman sol, juegan y conducen por las playas.

Muchas tortugas caen enredadas en las líneas de los pescadores, como las redes flotantes. Si las tortugas son atrapadas por estas redes y son incapaces de emerger para respirar, se ahogan.

Las tortugas laúd viajan a lo largo y ancho de todo el océano y entran en contacto con mucha gente en todo el mundo. Por lo tanto, los esfuerzos para ayudarlas en un país pueden arruinarse por actividades en otro país. Por ejemplo, proteger a las tortugas solo en las playas de desove y en las aguas de Estados Unidos no es suficiente para garantizar la seguridad y la población de estas tortugas en el resto del planeta. La mala noticia es que, aunque se ha realizado un gran esfuerzo para salvar a estas hermosas criaturas marinas, todavía son ampliamente explotadas por la gente, especialmente por el mercado negro en las playas de anidación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *