Gorila de montaña

El gorila de montaña es el primate más grande del mundo. Un gorila de montaña macho puede alcanzar hasta 1,9 metros (6,2 pies) de altura. La envergadura del brazo es de alrededor de 2,3 metros (7,5 pies) y pesa aproximadamente 220 kilogramos (485 libras). El gorila de montaña macho adulto es dos veces más grande que la hembra. La hembra gorila pesa alrededor de 98 kilogramos (216 libras) y mide 1,5 metros (5 pies) de alto. Los brazos son más largos que las piernas.

Una hembra de gorila de montaña
Foto de una hembra de gorila de montaña

Población del gorila de montaña

El gorila de montaña es una de las dos subespecies del gorila oriental. Existen dos poblaciones. Una se encuentra en las montañas volcánicas de Virunga de África Central. La otra se encuentra en el Parque Nacional impenetrable de Bwindi en Uganda. En el año 2010 había aproximadamente 790 gorilas de montaña en el mundo. Los gorilas están en serio peligro de extinción.

Hábitat del gorila de montaña

Los gorilas de montaña tienen el pelaje más largo y grueso que otros gorilas porque viven en grandes altitudes (2500-4000m, o 8200-13000 pies) en selvas nebulosas de bambú donde la temperatura media oscila entre los 8C hasta los 20C (45-70F).

Gorila de montaña: Datos interesantes

Cada gorila posee rasgos nasales únicos. Los machos adultos tienen una pronunciada cresta ósea en lo alto del cráneo y en la nuca. Ello le confiere a sus cabezas una forma cónica. Las hembras adultas también tienen dichas crestas, pero las de ellas no son tan obvias. También tienen mandíbulas y dientes más largos. A los machos adultos les crece un área de pelo plateado en su espalda y caderas. Por eso, a los machos adultos también se los denomina Silverbacks (espalda plateada). Los ojos y oídos lucen pequeños comparados con la gran cabeza y nariz negra brillante sin pelo.

El gorila de montaña es principalmente terrestre. A veces tiende a caminar en cuatro patas. Se suben solo a los árboles frutales que pueden soportar su gran peso. Puede correr en dos patas en distancias cortas.

Están activos durante el día. Pasan la mayor parte de su tiempo comiendo. De hecho, necesitan grandes cantidades de comida para mantener su enorme cuerpo. Buscan la comida temprano en la mañana y luego descansan un rato más y alrededor del mediodía. Por la tarde, buscan comida otra vez antes de descansar en la noche.

Cada gorila de montaña construye un nido de las hojas y de las plantas que los rodea. Duermen en su nido. Las madres generalmente comparten sus nidos con los bebés que necesitan atención. Dejan su nido cuando sale el sol, aproximadamente a las 6am, a menos que el clima esté gris y frío.

Comida y dieta del gorila de montaña

El gorila de montaña se alimenta principalmente de plantas. Su dieta principal consiste de hojas, brotes y tallos. También come corteza, raíces, flores, frutas y pequeños invertebrados. Los machos adultos pueden comer hasta 35 kilogramos (75 libras) de plantas por día. Sin embargo, una hembra come solo alrededor de 18 kilogramos (40 libras) por día.

Bebés del gorila de montaña

Un gorila de montaña recién nacido pesa alrededor de 1,8 kilogramos (4 libras) y pasa sus primeros meses de vida bajo el cuidado de su madre. La madre lo carga en su espalda. Al principio, la madre carga todo el tiempo al infante. La cría comienza a caminar aproximadamente a los cuatro o cinco meses. Empieza a comer pedazos de plantas entre los cuatro a seis meses. A los ocho meses come regularmente comida sólida. La madre cesa de amamantar al bebé cuando tiene alrededor de tres años, pero el joven gorila de montaña todavía permanece cerca de su madre. Las madres solo dan a luz un bebé cada seis a ocho años.

La mayoría de los gorilas de montaña machos y alrededor de tres de cada cinco hembras abandonan el grupo de sus padres. Los machos se van cuando tienen aproximadamente 11 años. El proceso de separación es lento. Pasan cada vez más tiempo al borde del grupo y finalmente abandonan al grupo definitivamente.

Los seres humanos pueden ser grandes, pero el gorila de montaña es el primate más grande del mundo
Los seres humanos pueden ser grandes, pero el gorila de montaña es el primate más grande del mundo

El gorila de montaña vive en grupos de aproximadamente 6 a 12 miembros. El “espalda plateada” más viejo y más grande lidera a una familia de tres hembras y cuatro o cinco descendientes. El “espalda plateada” lleva al grupo a buenos sitios de alimentación a lo largo del año. También intenta resolver conflictos dentro del grupo y los protege de los depredadores. El líder es el centro de la atención durante su tiempo de descanso y los jóvenes permanecen cerca de él y a menudo lo invitan a que juegue con ellos. Si un gorila de montaña madre muere o abandona al grupo, el “espalda plateada” generalmente cuida del descendiente abandonado, incluso los coloca en su nido. Un “espalda plateada” experimentado es capaz de quitar el alambre o cuerda de los cazadores furtivos de las manos o de los pies de los miembros de su grupo. Cuando el “espalda plateada” muere o su vida termina por causa de enfermedad, accidente o por culpa de los cazadores furtivos, el grupo familiar puede dividirse seriamente si no deja el grupo a cargo de un descendiente macho que puede asumir su rol.

El gorila de montaña establece y consolida sus relaciones dentro del grupo durante el tiempo de descanso al mediodía. Las hembras acicalan a sus descendientes regularmente, y se aseguran de que su pelo no tenga ninguna suciedad o pulga. Aprenden cómo comunicarse y comportarse dentro del grupo a través de juego. El “espalda plateada” y las hembras adultas pueden incluso participar.

Más datos del gorila de montaña

Existen al menos 25 clases distintas de sonidos que los gorilas de montaña reproducen. Los utilizan mientras se comunican en el denso bosque. Los sonidos clasificados como gruñidos y ladridos se oyen más a menudo mientras viajan. Dichos sonidos indican el paradero de los miembros individuales del grupo. Los gritos y rugidos de alarma o advertencia son normalmente producidos por los “espalda plateada”. Sonidos profundos de tripas y eructos indican que los gorilas de montaña están satisfechos y se los oye con frecuencia durante el tiempo de la alimentación y de descanso.

Por alguna razón desconocida los gorilas de montaña les temen a los animales de sangre fría. Por ejemplo, los bebés gorilas de montaña tienen miedo de los camaleones y de las orugas. También le temen al agua. Cruzan una corriente solamente si tienen un tronco para pisar encima así no se mojan.

El gorila de montaña: especie en serio peligro de extinción.

Los gorilas de montaña están amenazados por la caza ilegal, la guerra, la enfermedad, la tala de árboles y el comercio ilegal de animales. Son asesinados frecuentemente por trampas previstas para otros animales; se los caza por las cabezas, manos y pies. Las partes del cuerpo son vendidas a los coleccionistas. Los gorilas de montaña bebés se venden a los parques zoológicos, a investigadores y a tiendas de mascotas. Cuando se roba a un gorila de montaña bebé, por lo general, al menos un adulto en el grupo termina muerto porque lucha a muerte para impedir que se lleven al bebé. Todas estas actividades han causado un descenso en la población de gorilas de montaña. Se han comenzado a hacer esfuerzos en conservación para salvar a estas criaturas seriamente en peligro.

 

4 thoughts on “Gorila de montaña”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *