La Pitón Reticulada

La pitón reticulada es la serpiente más larga del mundo, y el reptil más largo. Sin embargo, no es la serpiente más pesada del mundo. La serpiente más pesada del mundo es la anaconda. La pitón reticulada adulta puede medir más de 8,7 metros (29 pies) de largo. En promedio, miden cerca de 3-6 metros (10-20 pies). Son muy delgadas y esbeltas.

Pitón reticulado en el parque zoológico de Singapur
Pitón Reticulada en el Zoológico de Singapur

Reticulada significa “red” y se refiere a los colores y patrones de su cuerpo. Estos colores y patrones permiten que la pitón reticulada se camufle muy bien entre las hojas de la selva tropical. Estos patrones en sus escamas son patrones geométricos complejos con diversos colores. Los colores pueden incluir el marrón claro, crema, amarillo, marrón oscuro e incluso negro. La cabeza de la pitón reticulada es amarillenta con una fina línea oscura. Sus vientres son amarillos o blancos.

No son venenosas, sin embargo, son grandes constrictoras. Esto significa que se arrollarán firmemente alrededor de su presa y que la estrangularán hasta que esta no pueda respirar. El 21 de enero de 2009 una pitón reticulada de 5,5 metros (18,5 pies) se le arrolló a un niño de 3 años en Las Vegas hasta que el pobre se volvió azul. Afortunadamente, su madre pudo salvarlo cortando a la pitón con un cuchillo. ¡Su madre realmente estaba ayudando a un amigo a cuidar su pitón! ¡Nunca cuide una pitón a menos que usted sepa hacerlo! Por lo general, las pitones no atacan a los seres humanos, aunque estrangularán una mano humana si la confunden con alimento o si el ser humano las amenaza.

Las pitones reticuladas habitan en selvas tropicales. Aman los ríos, las corrientes y los lagos. Son grandes nadadoras. Se las puede encontrar en altamar o incluso en pequeñas islas. Pueden encontrarse en Asia sudoriental, en la isla de Nicobar (cerca de Sri Lanka), Bangladesh, Myanmar, Tailandia, Laos, Camboya, Vietnam, Malasia, Singapur y en muchas islas de Indonesia y de las Filipinas.

Pitón reticulado y ser humano
Pitón Reticulada y Ser Humano

Se alimentan de mamíferos y, a veces, cazan  pájaros. Son carnívoras. Las pequeñas pitones reticuladas  que miden cerca de 3-4 metros (10-13 pies) se alimentan de ratas y  las pitones reticuladas más grandes cazan cerdos, patos, ciervos y es poco común  que los seres humanos pueden sean parte de su menú. Si miden más de 5 metros de largo, tienen la capacidad de matar y de comer a un ser humano. La pitón reticulada puede tragar animales más grandes que sus propias cabezas porque los huesos de su cráneo y su mandíbula se encuentran unidos holgadamente por ligamentos. Esto permite que la mandíbula y los huesos se abran ampliamente mientras traga la presa. Su piel también puede extenderse. Así pues, cuando una pitón reticulada traga un cerdo, se puede ver una protuberancia grande en su cuerpo hasta que lo digiera. En fin, estas pitones reticuladas pueden tragar una presa que mida hasta un 1/4 de su longitud y que sea tan pesada como ellas.

Una pitón reticulada hembra pone entre 15 y 80 huevos. La temperatura óptima de la incubación es 31C – 32C (88F-89.5F). Se arrolla alrededor de sus huevos y tiembla, asegurándose de mantener la temperatura perfecta. En promedio, los huevos tardan 88 días en incubar. Las pitones jovenes agrietarán el huevo cortando una parte de su cáscara con un diente temporal en el pico llamado “diente de huevo”. Las crías miden por lo menos 60 centímetros (2 pies) de largo.

Hay una demanda creciente de pitones reticuladas porque algunas personas prefieren conservarlas como mascotas. Además, su piel es muy popular en la realización de productos de cuero como carteras, correas y botas, y también se caza por su carne. Los que tienen una pitón reticulada deben tener experiencia en el cuidado de esta serpiente grande. Si no tienen cuidado, la pitón puede escaparse de su jaula y esto será muy peligroso para su dueño, sus vecinos y otros animales domésticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *