La Langosta Americana: El Artrópodo Más Pesado del Mundo

Información sobre la Langosta Americana

La langosta americana, denominada Homarus Americanusis por los científicos, fue encontrada en la costa atlántica de Norteamérica. Vive en aguas frías y poco profundas donde hay muchas rocas y otros lugares para ocultarse de sus depredadores. Se alimenta de pescados, de pequeños crustáceos, y moluscos. Es activa durante la noche y duerme de día. Por lo general, su cuerpo mide entre 20 cm. y 60 cm. de largo y pesa entre 1/2 kilogramo y 4 kgs. Sin embargo, se han pescado varias langostas americanas que miden más de 1 m. de largo y pesan 22 kg. o más. ¡Por eso, la langosta americana es el crustáceo más pesado, de hecho, el artrópodo más pesado del mundo!

Las langostas americanas son crustáceos. Los crustáceos pertenecen a un grupo muy grande de animales, llamado artrópodos, que incluyen millones de diversas especies de insectos, así como especies de arañas, milpiés, y crustáceos – por lo tanto, ¡la langosta americana es la más pesada entre un grupo con millones de integrantes! La langosta americana pertenece a un grupo de crustáceos llamados Decápodos, que significa “que tienen 10 patas”, que también incluye a la mayoría de crustáceos que conocemos – incluyendo cangrejos y camarones. Dentro de los decápodos, los aproximados 400 tipos de langosta y de cangrejos pertenecen a un grupo propio – los científicos lo denominan Astacidae – para distinguirlos de cangrejos y camarones. Así pues, la langosta americana, además de ser el artrópodo más pesado del mundo, es

  • El crustáceo más pesado del mundo
  • El decápodo más pesado del mundo
  • La langosta más grande y más pesada del mundo

El decápodo y el crustáceo más grande es un cangrejo, el cangrejo gigante japonés. ¡Es más liviano que la langosta americana, pero sus patas largas lo hacen realmente gigante!

Cómo Mudan sus Caparazones

Langosta americana
¡La langosta americana es el artrópodo más pesado del mundo!

 

 

A la langosta no le crece su caparazón rígida, así que tiene que substituirla cuando va creciendo. Esto significa mudar. Mudan de dos a tres veces por año cuando son jóvenes y sólo una vez al año o menos cuando son más adultas. Se las considera adultas cuando tienen entre cuatro y siete años. La manera en que mudan es la siguiente: primero, les crece una nueva y suave caparazón por debajo de su antigua caparazón. Después, esta última se vuelve muy rígida y más oscura; finalmente, se parte en pedazos y se cae. Luego, la langosta saca de sus garras y cola de su antigua caparazón. Su nueva caparazón se expande, y después se vuelve más rígida.

Los Ojos, la Boca y las Patas de la Langosta Americana

Tienen antenas potentes y largas que las ayudan a sentir lo que ocurre a su alrededor. Tienen un órgano sensorial especial que las ayuda a darse cuenta de donde proviene un olor. También, pueden medir la velocidad del agua. Tienen ojos sorprendentes y una boca que cumple varias funciones.  No sólo utiliza la boca para alimentarse y cavar,  también puede transformarla en una cuña para empujar piedras y arena o para transportar pequeñas piedras. ¡Su boca incluso puede ayudarlas a moverse cuando han perdido sus garras y todas sus patas durante una lucha!

Los primeros pares de las diez patas que tiene una langosta se denominan garras y se utilizan, generalmente, para cazar y luchar. No se utilizan para moverse. Las otras ocho piernas se utilizan para caminar. Prefieren vivir solas. Si dos langostas se encuentran, se miden sus respectivos tamaños. Por lo general, la más débil y más pequeña se retira. Si ambas langostas son igualmente fuertes y grandes, lucharán hasta que una de ellas decida darse por vencida. ¡Qué espíritu de lucha!

La langosta americana pone huevos y puede vivir hasta 50 años.

Langostas como Alimento

Los bacalaos aman alimentarse de este tipo de langosta, sin embargo, la criatura que más la consume es el hombre. Las langostas americanas son una comida popular. Pueden ser hervidas o cocidas al vapor – pero deben ser mantenidas vivas hasta que las cocinen, así estarán más frescas. Sin embargo, tranquilamente, pueden ser congeladas y refrigeradas antes de comerlas. Por lo general, las langostas están vivas cuando se las cocina. Algunas personas creen que esto es demasiado cruel, así que se niegan a comerlas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *