Calamar colosal

El calamar colosal también se conoce como «cranquiluria Antártica». Es el calamar más grande que se ha capturado. De hecho, ¡es el molusco y el invertebrado de mayor tamaño que se conoce en el mundo! Además de su cuerpo gigante, 12-14 metros de largo, también tiene los ojos más grandes que cualquier ser vivo en la Tierra. Sus ojos miden aproximadamente entre 30 y 40 centímetros de diámetro cuando están vivos. Pesa casi 500 kilogramos. Las extremidades del calamar colosal tienen garfios filosos que giran. Tiene un cuerpo ancho y robusto. Por lo tanto, es mucho más pesado que el calamar gigante. También tiene un manto más largo que un calamar gigante. Sin embargo, sus tentáculos son más cortos que los tentáculos de un calamar gigante.

Calamar y ser humano colosales
Calamar colosal y ser humano

Vive en el fondo del mar en el océano Antártico, que se encuentra alrededor de la Antártida. Se alimenta de merluzas negras y otros calamares en el profundo océano. El lugar donde vive siempre es oscuro y muy frío, sin embargo el calamar colosal puede producir luz para poder ver y cazar en la oscuridad. El calamar colosal tiene un metabolismo lento. Necesita sólo unos 30 gramos de alimento por día. No necesita mucha energía porque es una criatura de movimiento lento que caza haciendo emboscadas. El calamar colosal adulto puede sumergirse a 2200 metros de profundidad, y el calamar colosal joven puede llegar a los 1000 metros de profundidad. La hembra adulta es generalmente mucho más grande que el calamar colosal masculino. Los cachalotes antárticos se alimentan de los calamares colosales. El 14% de los picos de calamares que se encuentran en el vientre de los cachalotes pertenecen a los calamares colosales. De hecho, la mayoría de los cachalotes tienen cicatrices en sus partes posteriores causadas por los garfios de los calamares colosales (la alimentación de los cachalotes se compone hasta en un 77% de calamares colosales). Existen otros animales que también se alimentan de calamares colosales, como las ballenas nariz de botella, las ballenas piloto, los elefantes marinos del sur, las merluzas negras, los tiburones dormilones del Pacífico e incluso el albatros. Los picos de los calamares colosales adultos sólo se han encontrado en cachalotes y tiburones dormilones del Pacífico. El resto de los depredadores sólo son suficientemente grandes para alimentarse de calamares colosales jóvenes. En 2007, un calamar colosal vivo fue capturado por un barco de pesca de Nueva Zelanda lejos de la Antártida. Medía cerca de 10 metros de largo y pesaba cerca de 495 kilogramos.  Fue llevado nuevamente a Nueva Zelanda para que se realizasen estudios científicos.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *