Elefante marino del sur

El elefante marino del sur es el animal carnívoro viviente más grande. Se los denomina elefantes marinos porque son muy grandes y los machos tienen una nariz con aspecto de trompa. Utilizan la nariz para rugir fuerte y alto.

El elefante marino del sur es más grande que el elefante marino del norte. Tiene una nariz más ancha. El elefante marino del norte se encuentra en California y sus alrededores. Principalmente vive en islas lejos de las costas. El elefante marino del sur vive sobre todo alrededor de la Antártida.

Sello y ser humano meridionales de elefante
Elefante marino del sur y ser humano

El elefante marino del sur macho es aproximadamente 5 o 6 veces más grande que la hembra. La hembra pesa aproximadamente entre 400 y 900 kilogramos (880 y 2000 libras) y mide entre 2,6 y 3 metros (8 y 9 pies) de largo más o menos. En cambio, los machos pesan aproximadamente entre 2200 y 4000 kilogramos (4890 – 8820 libras) y miden entre 4,2 y 5 metros (13 y 16 pies) de largo más o menos. Sus crías pesan cerca de 40 kilogramos (88 libras) cuando nacen y, por lo general, se alimentan de la leche de su madre unas 3 semanas sólo. Hasta entonces, la madre no come, tanto ella como su cría viven de la energía almacenada en la capa gruesa de grasa de la madre. Después de casi un mes de ayuno, ¡la madre pierde bastante peso!

Sus ojos son grandes, redondeados y negros. Éstos son importantes para cazar. Utilizan sus cuartos traseros como aletas caudales. Cada aleta tiene 5 dedos largos palmeados. Las aletas que tienen en ambos lados de su cuerpo no las utilizan mucho para nadar. Más bien, las utilizan para arrastrase en tierra. Pueden moverse velozmente, hasta a 8 kilómetros por hora (5 millas por hora) en distancias cortas. Aunque parezcan torpes cuando se mueven en la tierra, su gran velocidad hace que sean peligrosos cuando se los molesta.

El elefante marino no necesita pasar mucho tiempo en la superficie del agua. Sólo necesita algunos minutos para inhalar suficiente aire para la siguiente larga zambullida. Se zambullen varias veces, cada vez más de 20 minutos y hasta por 2 horas cuando cazan presas como calamares y peces. Son los elefantes marinos que nadan a mayores profundidades. Pueden nadar en profundidades de 400 metros (1312 pies).

Sello de elefante meridional masculino - Photgraph de Bruno Navez
Elefante marino del sur macho – Fotografía de Bruno Navez

Su cuerpo tiene forma de torpedo, lo que los ayuda a ser grandes nadadores. Más aún, sus cuerpos pueden almacenar grandes cantidades de sangre, lo que es bueno para transportar oxígeno. ¡Incluso tienen espacio adicional en su cuerpo para almacenar más sangre! Todo esto los ayuda a ser los mejores buceadores, pueden respirar una vez y aguantar durante mucho mucho tiempo.

En los océanos, los elefantes marinos viven solos. La mayoría de los elefantes marinos hembras se zambullen casi hasta el fondo del mar. ¡Los machos no sólo llegan al fondo del mar, sino que llegan al fondo de los lugares más profundos del mar! Vuelven cada año a la misma área de caza. El área principal de alimentación es en la orilla de la Antártida. Cuando cazan en los oscuros océanos, la luz emitida por algunas de sus presas los ayuda a capturarlas fácilmente. Los elefantes marinos son sensibles a las vibraciones. Tener esta sensibilidad también les ayuda en la captura de su presa. Su depredador principal es la orca.

Los elefantes marinos pueden permanecer en tierra durante mucho tiempo. Pueden permanecer secos varias semanas al año. Los elefantes marinos machos defienden sus territorios. A veces se producen batallas violentas entre los machos, pero por suerte es raro que lleguen a matarse. Cuando defienden sus territorios, permanecen varios meses sin alimentarse, a veces hasta 3 meses. Viven de su energía almacenada en la grasa de su cuerpo. El elefante marino vencido huye tras sufrir heridas y cortes graves.

Los elefantes marinos del sur machos producen sonidos como un rugido al toser para mostrarles a los demás quiénes son y cómo de grandes son. A menudo las luchas entre los machos se resuelven mediante una postura que demuestra quién es el que manda y un rugido, más que golpearse con sus trompas y dientes.

Las crías de elefantes marinos que ya no se amamantan se agrupan hasta que pierden la piel con la que nacieron. Esta capa negra y peluda no les sirve para nadar pero las mantiene calientes cuando hace frío. Después de perder sus abrigos de nacimiento, su piel se vuelve gris y marrón, dependiendo del grosor y humedad del pelo. Los elefantes marinos más viejos tienen una piel que parece cuero grueso que a menudo tiene cicatrices tras la lucha con otros elefantes marinos.

Sello de elefante meridional del bebé - fotografía por la sarga Ouachée
Cría de elefante marino del sur – Fotografía de Serge Ouachée

Hace tiempo los elefantes marinos se cazaban por su aceite. Fueron exterminados casi completamente en el siglo XIX. Afortunadamente, se aprobaron leyes para protegerlos y se protegieron sus áreas de reproducción, por lo tanto estos esfuerzos han ayudado a garantizar que los elefantes marinos del sur no se encuentren más en vías de extinción.

 

One thought on “Elefante marino del sur”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *