Cecílidos

Los cecílidos son anfibios parecidos a una lombriz de tierra o a una serpiente. Se ocultan principalmente en la tierra, esa es la razón por la que al menos son conocidos como anfibios. Viven en las zonas tropicales de Sudamérica, África y el sur de Asia. No conocemos realmente lo que comen, pero el cecílido carnívoro adulto parece comer larvas de insectos, termitas y lombrices de tierra. Los cecílidos en cautividad se alimentan de lombrices de tierra y éstas son gusanos que se encuentran fácilmente en el hábitat del cecílido.

Un Caecilian típico - fotografía por Shyamal
Un típico cecílido – Fotografía de Shyamal

No tienen piernas. La mayoría de estos animales miden entre 13 y 36 cm (5 a 14 pulgadas) de largo y 0,6 a 2,5 cm (0,25 a 1 pulgada) de diámetro. La especie más grande, Caecilian Thompsoni crece hasta 1,5 metros (5 pies) de longitud. No tiene cola si no apenas una cola cortita. Tienen piel lisa y por lo general de color oscuro. No obstante, algunas especies tienen pieles de colores muy vivos, anaranjadas y grises con rayas amarillas, o muchos otros colores. La piel tiene muchos surcos en forma de anillos, lo que hace que parezca que tienen segmentos, al igual que una lombriz de tierra. La piel contiene glándulas venenosas para defenderse de los depredadores. Tienen escamas dentro de su piel.

Sus cuerpos han sido diseñados para cavar bien profundo en la tierra. Tienen un cráneo fuerte con un hocico puntiagudo que utilizan para abrirse camino a través de la tierra o del fango. Los músculos están adaptados para empujar y abrirse camino a través de la tierra. En el agua o el fango poco densos, nadan como una anguila. Tienen una aleta carnosa a lo largo de la parte posterior de su cuerpo que les ayuda a nadar cuando lo necesitan.

Puesto que viven bajo tierra, los ojos son pequeños y están cubiertos con piel por protección. Por eso se pensó que eran ciegos. No lo son, pero su visión es limitada. No pueden ver formas. Todos los cecílidos tienen un par de tentáculos, situados entre sus ojos y fosas nasales. Los cecílidos utilizan dichos tentáculos para olfatear. La mayoría de los cecílidos tienen pulmones, pero también utilizan su piel o boca para respirar. Existen dos especies que no tienen pulmones. Son Atretochoana Eiselti y Caecilita Iwokramae.

Aproximadamente el 25% de las especies de cecílidos ponen huevos que son protegidos por las hembras. Ciertas especies de cecílidos jóvenes ya tienen cuerpos con forma adulta cuando salen de los huevos, pero otros salen con forma de larva. Las larvas no son completamente acuáticas. Pasan el día en tierra cerca del agua.

El 75% restante de las especies dan a luz a bebés ya desarrollados. El feto se alimenta dentro de la hembra. Los cecílidos pueden vivir de 5 a 20 años.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *