Anfibios

Los anfibios son animales que pueden vivir en el agua cuando son jóvenes y en tierra cuando son adultos. Tienen espinas dorsales. Dentro de los diversos tipos de anfibios se encuentran las ranas, las salamandras y los cecílidos. ¡Los cecílidos no tienen patas y parecen gusanos! Un sapo en realidad es un tipo especial de rana. Los anfibios son criaturas de sangre fría. Existen cerca de 6500 especies de anfibios.

Las ranas son los anfibios que la gente conoce mejor
Las ranas son los anfibios más conocidos.

Desgraciadamente, en las últimas décadas el número de anfibios en el mundo ha disminuido. Muchas especies ahora se encuentran en peligro de extinción o extintas debido a la destrucción del hábitat, a la caza ilegal, a la contaminación, al cambio climático y a las enfermedades.

Los anfibios viven en diversos ambientes, pero la mayoría de las especies necesitan tener hábitats de agua dulce como pantanos, charcas, ríos, corrientes u otros lugares húmedos para poner los huevos. Los anfibios son una presa relativamente fácil de cazar. No tienen mordeduras venenosas como la cobra o garras agudas como las águilas.  Se alimentan de insectos, arañas, gusanos, pequeños peces, pequeños reptiles e incluso de anfibios más pequeños.

La temperatura del cuerpo de un anfibio cambia según la temperatura circundante. Cambian su color para regular su temperatura corporal. Por ejemplo, pueden cambiar a un color más oscuro cuando necesitan absorber más calor. ¿No es asombroso? Son más activos durante días cálidos y pueden cazar mejor en verano que en invierno ya que el clima frío los vuelve inactivos. Al cambiar su color, pueden camuflarse y escaparse de sus depredadores.

¡El Axolotl parece muy lindo!
¡El ajolote es muy bonito!

Existen anfibios de diversos tamaños. El anfibio más grande de todos es la salamandra gigante china que mide 180 cm de largo. Uno de los más pequeños es la rana dorada brasileña que mide sólo 9,8 milímetros de largo. El tamaño de las ranas varía de aproximadamente 1 cm a 33 cm de largo mientras que las salamandras son más largas, su tamaño varía de 2,7 cm a 180 cm de largo. Los cecílidos miden aproximadamente entre  7 y 150 cm de largo.La rana más grande es la Rana Goliat que mide 33 cm de largo y el cecílido más grande es la Caecilia Thompsoni que mide cerca de 150 cm de largo.

Los anfibios tienen una piel resbaladiza, suave y lisa. Su piel permite que los gases y los líquidos pasen a través de ella. Por lo tanto, ¡pueden respirar a través de su piel! ¿¡No es interesante!? Por ejemplo, las salamandras tienen una piel porosa que les permite absorber el oxígeno y el agua. Aunque algunos anfibios cuando son renacuajos respiran mediante branquias, cuando crecen desarrollan pulmones para respirar. Todavía dependen de su piel para obtener oxígeno adicional. No beben agua y pueden conseguir toda el agua que necesitan absorbiéndola a través de su piel.

La mayoría de los anfibios tienen glándulas en la piel que producen toxinas venenosas que utilizan para defenderse de sus depredadores. Un ejemplo muy conocido es la rana punta de flecha. Tiene una lengua pegajosa y larga que utiliza para capturar insectos. Los cecílidos matan a su presa rápidamente con sus dientes filosos.

¡La mirada de Caecilians apenas tiene gusto de gusanos o de serpientes!
¡Los cecílidos se parecen a los gusanos o a las serpientes!

La mayoría de los anfibios adultos tienen dientes como los cecílidos.  Las ranas sólo tienen dientes en el maxilar superior (no tienen dientes en su mandíbula), por lo cual generalmente tragan su comida entera, como una serpiente. Utilizan sus dientes para sostenerse sobre su presa y no masticar. Sin embargo, ciertas especies no tienen dientes, como por ejemplo la rana agarrada africana.

Casi todos los anfibios ponen sus huevos en el agua. Sin embargo algunas ranas, salamandras y cecílidos ponen sus huevos en lugares húmedos como grietas o madrigueras en la tierra. Casi todas las ranas ponen sus huevos en el agua y los huevos se convierten en los renacuajos que viven en el agua. Los huevos de anfibios se encuentran protegidos por una especie de gelatina. Los renacuajos respiran con sus branquias y nadan usando su cola. Cuando crecen, pierden su cola, utilizan los pulmones para respirar en vez de sus papadas y le crecen 4 patas fuertes para saltar.

Los cecílidos tienen pequeños ojos que se encuentran cubiertos por una capa de piel para su protección. Por eso, mucha gente piensa que son ciegos (su vista es limitada pero no son ciegos). Tienen un par de tentáculos entre los ojos y los orificios de la nariz que les ayudan a desarrollar mejor el sentido del olfato.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *