La Moa Gigante: ¡El Ave Más Alta que Existió!

La moa gigante extinta

El ave más alta que ha existido era la moa gigante de Nueva Zelanda. Algunos científicos creen que parecían una avestruz muy grande, otros dicen que probablemente no podían caminar con el cuello sostenido tan alto. Si caminaban como lo hace una avestruz, las hembras habrían llegado a ser de alrededor de tres metros (10 pies) de alto (aunque los machos eran más bajos). una imagen que muestra los tamaños relativos de un moa humano y gigante Desafortunadamente, nadie sabe con seguridad; el último moa gigante murió hace aproximadamente 500 años.

Moas de Nueva Zelanda

Las moas eran un grupo entero de aves que vivieron en Nueva Zelanda. La moa gigante era la moa más grande, la más pequeña era del tamaño de un pavo. Las moas gigantes vivían en los bosques. Eran tan grandes que antes de que llegaran los humanos, tenía solamente un enemigo: un águila gigante denominada águila de Haast. Desafortunadamente, una ave tan grande habría sido una presa muy buena para un cazador con una familia hambrienta. También, los recién llegados neozelandeses comenzaron a talar los bosques para construir granjas, así que la moa gigante tenía cada vez menos espacio para vivir.

Información de la moa gigante

Las moas pertenecieron a un grupo de aves llamadas Rátidas, que incluyen emúes, avestruces y los kiwis. EL hueso de su pecho es plano, como una balsa (en inglés la palabra Ratite viene de la palabra latina para balsa). Lo dicho anteriormente significa que los músculos de la alas de una rátida no eran lo suficientemente fuertes para ayudarles a volar, incluso si las alas eran grandes y el ave muy pequeña. ¡En realidad, la moa gigante parece que no tenía ninguna ala en absoluto!

¡La moa gigante, dado que era la ave más alta del mundo, era también la rátida más alta, y la especie de moa más alta!  ¡La ave más pesada (la ave elefante) y en la actualidad la ave más alta y más pesada (la avestruz) son rátidas también: ¡Verdaderamente un grupo asombroso de aves!

Imágenes de la moa gigante

Desafortunadamente, debido a que están extintas, nadie conoce a ciencia cierta cómo lucía una moa gigante. Puedes ver los huesos en algunos museos y artistas han realizado estimaciones de cómo podían haber llegado a lucir. ¡Una búsqueda de imágenes en Google te mostrará muchos ejemplos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *