¡Los animales más grandes del mundo!

¿Qué es un animal?

Los animales son seres vivos. Los aspectos que distinguen a los animales de otros seres vivos (como plantas, hongos, etc.) son los siguentes:

  • A diferencia de las bacterias, habitualmente el cuerpo de un animal está formado por muchas células.
  • A diferencia de las plantas, un animal no puede generar su propia comida: debe comer para sobrevivir, lo se relaciona con el hecho de que la mayoría de los animales respiran oxígeno (las plantas respiran dióxido de carbono).
  • A diferencia de las plantas y de los hongos, las células de los animales tienen una membrana flexible y no una pared celular sólida.

Además, por lo general los animales pueden moverse y responder al medio ambiente. El animal más grande del mundo es la ballena azul.

¿Qué clases de animales existen?

El reino animal se divide en diferentes grupos, llamados filos, que se describen a continuación:

  • Acantocéfalos (‘cabeza espinosa’): contiene 850 especies de “gusanos de cabeza espinosa”. Estos parásitos tienen una trompa espinosa, denominada probóscide, con la cual se adhieren a la mucosa interna de su víctima.
  • Acelomorfos (‘sin intestino’): no tienen intestino. En su lugar, estas criaturas minúsculas forman una superficie similar a la gelatina por la cual absorben el alimento que ingieren.
  • Anélidos (‘anillo pequeño’): contiene 15.000 especies de gusanos “segmentados”, incluida la lombriz de tierra. Si uno observa a estos  gusanos, pareciera que su cuerpo está formado por un montón de anillos circulares.
  • Artrópodos (‘pie articulado’): se trata del filo más grande hasta ahora, con más de un millón de especies, que incluye insectos, arañas, cangrejos y muchos otros animales con un exoesqueleto duro.
  • Braquiópodos (‘pie corto’): es un pequeño filo de animales marinos. Viven dentro una cáscara, como las almejas y otros bivalvos, pero internamente son muy diferentes a los bivalvos. Suelen tener un montón de tentáculos alrededor de sus bocas, con las que se sujetan a las rocas.
  • Briozoos (‘animales musgo’): habitualmente estas criaturas son muy pequeñas y viven en colonias, formando tapetes o masas rocosas. Existen cerca de 5.000 especies de briozoos.
  • Quetognatos (‘mandíbulas de pelo largo): contienen unas 100 especies de gusanos torpedos. Aunque existen pocas tipos de este pequeño plankton, la población de algunas de estas especies es inmensa.
  • Cordados (‘cordón’): los animales de este filo tienen una espina dorsal hueca (o similar) que contiene un nervio principal. Sí, ¡como nosotros! Y todos los animales con los que estamos familiarizados: gatos, perros, pájaros, peces, ranas, tortugas, etc.; incluido el animal más grande del mundo. Existen unas 63.000 especies de cordados.
  • Cnidarios (‘agujas punzantes’): es un nombre muy apropiado para este filo que incluye 10.000 especies de medusas, anémonas de mar, avispas de mar y otras criaturas marinas blandas con tentáculos urticantes.
  • Ciclióforos (‘rueda que lleva’): este filo solo tiene 3 especies conocidas de animales muy infrecuentes y comparten una relación simbiótica con determinadas especies de langosta.
  • Ctenóforos (‘portadores de peines’): solo contiene alrededor de 100 especies de animales. De hecho, aunque a menudo se confunden con las medusas, estas “medusas de peine” son en su conjunto otro filo diferente.
  • Entoproctos (‘ano interno’): sus bocas son similares a las de los braquiópodos y los briozoos. Sin embargo, también expulsan el contenido intestinal cerca de la boca, ¡puaj!
  • Equinodermos (‘piel espinosa’): incluyen cerca de 7.000 especies vivas de estrellas de mar, erizos de mar, pepinos de mar y criaturas similares. Todos tienen, de manera más o menos obvia, el mismo tipo de simetría que las estrellas de mar.
  • Equiuroideos (‘cola de espina’): estos gusanos, de los que existen 140 tipos diferentes, no se dividen en segmentos como los anélidos, sino que tienen espinas en sus colas. La mayoría viven en el agua.
  • Foronídeos: se trata de un pequeño filo de criaturas del mar que se fabrican una cáscara con forma de tubo para ellos mismos y con un montón de tentáculos alrededor de la boca. Debido a la forma de su intestino, hay quienes los llaman “gusanos de herradura”.
  • Gastrotricos (‘estómago peludo’): estas criaturas microscópicas —existen cerca de 450 especies diferentes— viven muy poco tiempo (unos tres días).
  • Gnatostomúlidos (‘de boca pequeña’): es otro pequeño fílo de animales microscópicos; también se les conoce como “gusanos mandíbula”.
  • Hemicordados (‘medio cordón’): son los 70 tipos aproximadamente de “gusano bellota” y otras determinadas criaturas similares. La característica por la que se diferencian es que la parte de su cavidad bucal se engancha fuera del cuerpo como un gran collar.
  • Loricíferos (‘que llevan cota’): solo existen unas 20 especies de estos diminutos animales. Viven en el barro del mar y se mueven utilizando capas que parecen paraguas.
  • Micrognatozoos (‘pequeños animales con mandíbula’): en el año 2000, se descubrió la única especie conocida de micrognatozoos. Era tan diferente de otros animales que se le adjudicó su propio filo. Con una mandíbula de 32 piezas móviles, es uno de los animales más complejos del reino animal.
  • Moluscos (‘cáscara fina’): engloba 112.000 especies, incluidos los caracoles, los percebes, los bivalvos (almejas y otros), e incluso los calamares y los pulpos, y es el segundo o tercer fílo más diverso.
  • Mixozoos (‘animal de baba’): hace un tiempo no se consideraban animales en absoluto. Son parásitos microscópicos que afectan a peces y gusanos.
  • Nematodos (‘con aspecto de hilo’): existen muchas especies de nematodos y parecen gusanos microscópicos. Muchos son parásitos y algunos están lejos de ser microscópicos, ¡pero pueden crecer hasta algunos metros de longitud! Comunmente se los denomina “gusanos redondos”.
  • Nematomorfos (‘forma de hilo’): estos gusanos finos y largos son parásitos que atacan a ciertos insectos y cangrejos. Existen cerca de 320 especies.
  • Nemertinos (‘ninfa de mar’): fílo de las 1.200 especies de gusano de cinta. Pueden invertir sus bocas y comen tragándose a su presa entera. Son capaces de expandir sus cuerpos para tragar una presa varias veces más grandes que  ellos mismos. ¡Se sospecha de que una de las especies puede crecer en longitud superando incluso a la ballena azul!
  • Onicóforos (‘portador de la garra’): se trata de un pequeño fílo de criaturas similares a las orugas denominadas gusanos aterciopelados. Algunos científicos afirman que estos gusanos no pertenecen en su propio fílo, sino que en realidad son artrópodos.
  • Ortonéctidos (‘que nada recto’): estas criaturas simples —solo existen unas 20 especies conocidas— actúan como parásitos en algunos gusanos, moluscos y equinodermos.
  • Placozoos (‘animales tubulares’): solo existe una especie conocida y, básicamente, se parece a una mancha.
  • Platelmintos (‘gusanos planos’):  y es el fílo de, bueno, de los gusanos planos. La mayor parte de las 25.000 especies son microscópicas, de vida independiente e inofensivas. Sin embargo, existen algunas especies que son parásitos, inluida la infame duela del hígado (Fasciola hepática), que afecta a cerca de 30 millones de personas en todo el mundo.
  • Poríferos o esponjas (‘portador de poros’): son las esponjas de mar. Actualmente, viven cerca de 5.000 especies. Las esponjas son únicas entre los animales que no tienen órganos como tales, ya que sus cuerpos son solo un montón de células que trabajan juntas.
  • Priapúlidos: filo pequeño (de unas 17 especies) de gusanos que viven enterrados en fondos arenosos o fangosos. Se descubrieron hace un siglo, pero todavía no se conocen en profundidad.
  • Quetognatos (‘mandíbula de pelo largo’): contiene los 100 especies aproximadamente de gusanos de flecha. Aunque existen pocos tipos de este plancton minúsculo, ¡la población de una algunas especie es enorme!
  • Quinorrincos (‘trompa de movimiento’): son los caprichosamente denominados “dragones de barro”. Son criaturas muy pequeñas, con cuerpos espinosos y segmentados, y un montón de espinas alrededor de la cabeza que utilizan para impulsarse y atravesar el barro. Existen cerca de 150 especies conocidas.
  • Rombozoos (‘animal con forma de rombo’): se trata de un filo de parásitos diminutos que afectan a pulpos y a calamares. ¡Cada adulto —de una especie determinada— tiene exactamente el mismo número de células!
  • Rotíferos (‘que llevan la rueda’): estos animales microscópicos tienen mechones de pelo alrededor de la boca y los utilizan para enguajar los alimentos. Cuando mueven el pelo, el movimiento es similar al de una rueda. Existen unas 2.000 especies.
  • Sipúnculos (‘pequeño tubo’): a estos se les llama “gusanos cacahuete” debido a la forma que adoptan cuando están asustados. La boca tiene una masa de tentáculos que se pueden invertir en el cuerpo. Suelen medir menos de 10 cm de largo.
  • Tardígrados (‘paso lento’): es el filo de los “osos de agua”. Son animales muy pequeños que se parecen un poco a un topo de seis piernas. Viven en condiciones extremas, desde lo más alto del Himalaya hasta las aguas más profundas del oceano. Existen unas 750 especies.
  • Xenoturbélidos (‘gusano plano extraño’): solo se conocen dos especies. No se han definido con detalle los órganos de estos animales, excepto un sistema nervioso; se alimentan de moluscos.

¿Cuál es el animal más grande del mundo?

El animal más grande del mundo (aunque quizá no el más largo del mundo) es la ballena azul. Puede crecer hasta alcanzar 30 metros de longitud o más y pesar alrededor 140 toneladas, ¡que equivalen a 140.000 quilos! Es incluso más grande de lo que jamás lo fueron los dinosaurios. Por desgracia, casi siguen el camino de los dinosaurios en el siglo XX debido a la caza de ballenas. La caza de ballenas azules se prohibió en los años 60 y se dejó de practicar en los 70. Incluso ahora, la población de ballenas azules sigue siendo menos del 1 % de lo que era antes de que comenzara la caza de ballenas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *